© 2017, 2018, 2019 Salvador Moreno López. Creado con Wix.com

  • Salvador Moreno-López

Re-descubriendo el Focusing: nuevos comienzos

Aunque vivir es una serie interminable de terminaciones, despedidas y nuevos comienzos, hay ocasiones en que esos momentos o etapas nos resultan difíciles. A veces quisiéramos encontrar un estado de relativa calma y quietud en donde nada nos preocupara. A veces no podemos estar sin alguna actividad intensa porque el silencio y la quietud nos incomodan. Total que vivir la vida como se nos va presentando tiene sus retos, oportunidades y desafíos.


Hoy traslado los textos de mi blog a este sitio. O mejor dicho, empiezo a escribir aquí y dejo de hacerlo, al menos por un tiempo, en el sitio de Anima al Corazón. Por ello es una terminación y un empezar nuevo.


Confiando en lo que mis experiencias y aprendizajes desde el Focusing y la filosofía de lo implícito de Eugene Gendlin me han mostrado, parece que es un buen tiempo para compartir, desde esta perspectiva, sus alcances y beneficios.




En una mirada retrospectiva, me asombro del camino recorrido. Desde esa vez, hace ya muchos años, cuando el psicoterapeuta me preguntó: "¿Y qué sientes?" y yo me quedé con una expresión de asombro y desconcierto porque no entendía su pregunta, desde entonces han ocurrido muchas vivencias, cambios y transformaciones. Fui descubriendo poco a poco, a veces con dificultad, que sentir es una dimensión fundamental y valiosa del vivir, de mi ser humano. Contra lo que había aprendido, fui encontrando que reconocer y expresar las emociones y los sentimientos es un ingrediente fundamental para crear vínculos amorosos, fraternales, de amistad y de solidaridad. Me di cuenta que es mucho más peligroso, dañino y negativo, ignorarlos, negarlos y mantenerlos ocultos, que hacerles un espacio para que puedan sentirse, ser reconocidos y expresados.


Me he dado cuenta que, en la vida, no todo es solamente racional y lógico. La amorosidad, la creatividad y la intuición, por ejemplo, son dimensiones valiosas del vivir. Y además, lo que se presume de racional y objetivo a veces enmascara dimensiones importantes de nuestro vivir como humanos y da pié a sufrimiento, mal trato, cosificación de las personas.



Y luego también encontré que soy un ser-encarnado-interactuando-en-el-mundo-con-otros. Y esto ha sido en realidad un gran descubrimiento porque revoluciona y modifica muchas de mis creencias y referencias para orientar mi vida cotidiana, mi trabajo y sobre todo, las relaciones e interacciones con otras personas. Saber que puedo escucharme desde mi cuerpo y así ampliar la conciencia de lo que realmente quiero, saber que ciertas sensaciones-con-sentido son confiables para orientar mi diario vivir, resolver situaciones problemáticas e impulsar mi creatividad, es sin duda un gran regalo que he recibido de la vida, e inicialmente de los escritos y conversaciones con Eugene Gendlin y Mary Hendricks. Con ellos y de ellos empecé a aprender la filosofía de lo implícito y varias de sus aplicaciones como el Focusing y la psicoterapia orientada por el Focusing.


Hoy estas experiencias y conocimientos se han difundido por muchos países del mundo. De 30 de ellos nos reunimos hace unos días en Mérida para celebrar la 28a Conferencia Internacional de Focusing. Esta es también una oportunidad de compartir experiencias y conocimientos, de crear nuevos vínculos y animarnos en la realización de proyectos significativos.



Porque me sigo sorprendiendo con los descubrimientos y transformaciones en mi vivir que se generan al escucharme desde mi corporalidad, desde mis sensaciones-con-sentido, y porque esas gratas sorpresas también ocurren cuando acompaño en las consultorías y en los talleres a muy diversas personas, por ello es que vale la pena compartir en este blog. Te invito a conversar, te invito a dialogar. Que al resonar con los textos que aquí encuentres, tú también puedas expresarte desde tu corporalidad en interacción en el mundo. Bienvenidas tus expresiones, tus comentarios, tus preguntas...