atardeceratardecer.jpg

¿Qué es el Focusing?
EL FOCUSING: UN CAMINO CON CORAZÓN

plecas-colores.png

Una conversación, una relación de acompañamiento,  una plática entre amigos pueden o no animar al corazón. El Focusing, al mostrarnos cómo escuchar experiencial y comprensivamente, nos da pistas para generar encuentros que animen al corazón. En tanto es un proceso de escucha y transformación personal te propone algunos pasos y acciones, además de algunas actitudes, para que aprendas a reconocer unas sensaciones particulares a las que llamamos sensaciones-con-sentido. Y luego te orienta para que te expreses con precisión desde ellas, y de esa forma promuevas un proceso de cambio personal.

gente tomada de las manos.jpg

Además, el Focusing es también el principio y la dirección de un nuevo camino que muy pronto reconocemos como un Camino con Corazón porque te lleva hacia la vida y al reencuentro contigo misma.

Cuando una persona trae cargas emocionales, tensiones y agobios 

que le generan sufrimiento, lo que busca es un alivio y una liberación, deshacerse del dolor y del sufrimiento para encontrar la paz, la tranquilidad y el sosiego. Cuando descubre modos de atenderse y escucharse a sí misma que transforman su sufrimiento en alivio, descanso y bienestar, entonces puede decir que ha encontrado un Camino con Corazón. El Focusing te muestra ese camino que puedes aprender a encontrar y a recorrer.

 

Transitar hacia un camino con corazón requiere, para algunas personas, hacer ajustes en creencias y actitudes que les han acompañado durante años. Explorar estas nuevas rutas te brindará descubrimientos valiosos para tu vivir cotidiano. Como actitudes que te ayudarán a vivir mejor, desde el Focusing te proponemos las siguientes:

  • Darle la bienvenida y acoger a todas las sensaciones-con-sentido que lleguen

  • Aceptar las sensaciones, reconociendo que están ahí, aunque duelan o sean desagradables.

  • Dejarlas estar, sin querer cambiarlas.

  • Esperar sin prisa, darle a las sensaciones el tiempo que necesiten para mostrarse, quedarse, moverse y cambiar.

  • Estar abiertos a lo que llegue y a descubrir nuevas facetas de uno mismo

  • Confiar en la dirección en que se mueven las sensaciones-con-sentido cuando se simbolizan con precisión.

  • Seguir el movimiento de las sensaciones-con-sentido, sin intentar dirigirlas o controlarlas.

  • Valorar al cuerpo como organismo vivo, que ES interacción con el universo.

  • Observar con curiosidad, sin juzgar.