top of page

La voz expresa emociones en la comunicación 1

Actualizado: 13 nov 2023

Escuché lo que dijo y ¡no podía creerlo! -¿Por qué me habla así? Pensé. Luego, hice una pausa para tomar conciencia de qué era lo que me había molestado. Lo que dijo, aparentemente no ameritaba mi molestia. Le había preguntado si iría a la reunión de la tarde y contestó -No voy a ir. En otro momento, la hubiera escuchado y habría seguido mi camino. Sin embargo, esta vez algo me desconcertó, se sentía raro e incomprensible. ¡Fue su voz! caí en cuenta. Fue sentir su voz lo que me desconcertó y suscitó en mí esa reacción de extrañeza y desconcierto.


¿Qué estaba expresando con esa manera (voz) de decir no voy a ir? Me pregunté un tanto intrigado. ¿Cómo se siente? ¿Qué le pasa?... ¿Estará enojada conmigo? ¿Con alguien más?... mientras seguía atendiendo a mis sensaciones y emociones, más seguro estaba de que algo le pasaba, algo importante para ella. Así que entonces decidí preguntarle: ¿pasa algo?... en realidad, más que buscar información, con mi pregunta quería ofrecerle un pretexto por si quería hablar de lo que le pasaba. Y como no quería que ella se sintiera forzada, lo dije con una musicalidad casual (según yo) para que pudiera decir sin problema: No pasa nada, y seguir adelante sin más conversación si no quería hablar del tema.


Cuando decimos algo, nuestro hablar tiene tonos, intensidades, timbres, ritmos, pausas y silencios. Por ello la comparación con la música, a manera de metáfora, me resulta de gran ayuda para referirme a estos aspectos del hablar. Con frecuencia se les nombra como aspectos no-verbales o paralingüísticos de la comunicación. A veces también se refieren como la prosodia del lenguaje. Sin embargo, yo prefiero llamarlos música del hablar para enfatizar que tienen unas características particulares muy importantes en la comunicación interpersonal, sobre todo respecto a la dimensión de las emociones y sentimientos.


Ha sido un tanto sorprendente encontrar informes de investigación (Belyk, 2016; Kraus, 2017; Simon-Thomas, et al., 2009) que señalan que la voz (música del hablar) es el medio principal a través del cual captamos los matices emocionales de la vivencia de otra persona, más que a través de la cara y mucho más que a través de las palabras. Estos resultados avalan, desde la investigación, lo que he venido observando en mi práctica profesional durante más de 30 años, a saber: la importancia de la expresividad emocional a través de la música del hablar en particular, y de la voz, en una perspectiva más amplia.


Cuando escucho, si realmente quiero comprender cómo se siente otra persona, me conviene atender a sus expresiones en la voz y en la música del hablar. Ella podrá no decir una palabra sobre cómo se siente, sin embargo, en la musicalidad de sus palabras lo estará comunicando. La pregunta es ¿estoy atento y disponible para captar esas expresiones y aprovecharlas constructivamente en la relación y en la comunicación?


Pienso que, en los hechos, le damos gran peso a las palabras como medio de comunicación. La atención consciente está más en ellas. Y lo que nos llega a través de las expresiones corporales (gestos, movimientos, posturas) y vocales (música del hablar, sonidos, expresiones, silencios) parece quedar en un lugar mucho menos importante.


Olvidamos, sin embargo, que la música del hablar influye de manera significativa en el sentido que le damos a las palabras en una conversación. Considera por un momento la expresión ¡Buenos días! Imagina que diferentes personas llegan y las saludas. ¿Cómo dices y cómo suenan estas palabras si la persona que te encuentras te cae bien, o si has tenido un conflicto con ella, o si estás muy contento, enfadado o triste?... ¿Cómo se escucha tu voz al pronunciar ese buenos días?... ¿Es igual en todos los casos?... Y esas diferencias de musicalidad ¿expresan distintos significados aunque sean dichas las mismas palabras?


Nuestra voz muestra y expresa lo que sentimos. Es difícil esconderlo. Lo que puede ocurrir es que, al conversar, no le prestamos la atención debida y entonces no nos percatamos conscientemente de esos sentires expresados. Y desde ahí pueden generarse diversos problemas de comunicación y en las relaciones con otras personas. La musicalidad de la voz nos afecta en nuestro cuerpo y en nuestro sistema nervioso. Se generan diversas respuestas según como la hayamos sentido. Y esto a su vez lo expresamos con nuestra propia musicalidad. Así que bien puede ocurrir que la conversación lleve un rumbo con las palabras y una dirección e influencia muy diferentes por medio la música del hablar…


Seguiré escribiendo y SentiPensando sobre el tema…


Referencias.-

Belyk, M. & Brown, S. (2016). Pitch underlies activation of the vocal system during affective vocalization. Social Cognitive and Affective Neuroscience, Vol. 11, No. 7, 1078-1088.

Kraus, M. (2017). Voice-only communication enhances empathic accuracy. American Psychologist, Vol. 72, No. 7, 644-654.

Simon-Thomas, E., Keltner, D., Sauter, D., Sinicropi-Yao, L. & Abramson, A. (2009). The Voice Conveys Specific Emotions: Evidence From Vocal Burst Displays. Emotion, Vol. 9, No.6, 838-846.



132 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page